Blog de natación creado por el equipo de NatacionCS y sus atletas para los apasionados a la natación.

Categorías


Blog de natación

/ 0

Sin categoría

La crioterapia para el alivio de las dolencias musculares

8th Feb '17

El término Crioterapia procede del Griego crio (κρύο) que significa frío y terapia (θεραπεία) que significa cura; es decir, la aplicación de frío para aliviar dolencias.  Es una técnica que, a pesar de que se usaba ya en el siglo XVII, se ha puesto muy de moda de nuevo entre los mejores deportistas de élite. Esto se debe a que sus efectos analgésicos son inmediatos.

Cuando practicamos deportes acuáticos como por ejemplo natación, natación sincronizada, saltos de trampolín o waterpolo es muy común que aparezcan lesiones o molestias debido al ejercicio que se realiza, ya que son deportes en los que los movimientos se suelen repetir varias veces durante todas las sesiones tanto de entrenamiento como de competición por lo tanto las articulaciones y los músculos sufren mucho si no se ejecutan correctamente.

Para el alivio de estas dolencias hoy en día es muy fácil encontrar técnicas de aplicación de frío tanto locales, en la zona donde se ha producido la lesión, como de cuerpo entero que se usa para recuperar y prevenir de futuras lesiones.

Con el uso de crioterapia puedes obtener importantes beneficios para tu salud, los más destacables pueden ser los siguientes:

  • La crioterapia tiene un efecto preventivo y antinflamatorio. Después de un entrenamiento intenso o de una competición en la que has dado todo de ti, los músculos y las articulaciones de tu cuerpo siguen tensos, sobre todo los de la espalda y esta sobrecarga si no se trata puede generar futuras lesiones. La crioterapia y su efecto antinflamatorio liberan esta tensión y por eso previene las lesiones.
  • Hace que las células se oxigenen mucho más y esto ayuda a que tu rendimiento dentro de la piscina sea mejor.
  • Elimina toxinas y quema calorías.
  • La crioterapia ayuda a que cuando tienes una lesión en las articulaciones o hayas sufrido de microrroturas fibrilares, el tiempo que se tarda en recuperarse de estas lesiones sea menor que con otras técnicas.
  • Su efecto analgésico facilita que puedas volver a tu rutina de entrenamiento habitual mucho antes de lo que tuvieras previsto, es por esto que es la técnica más utilizada por los grandes atletas y deportistas que entrenan día a día.
  • Mejora la circulación sanguínea y esto hace que el riesgo de  que se produzcan hematomas sea menor.

La aplicación de la crioterapia se puede hacer de muchas y variadas formas. Puede ir desde aplicar el típico cubito de hielo que se pone encima justo de la lesión para bajar la inflamación, hasta inmersiones de cuerpo entero en tanques de nitrógeno líquido. Vamos a conocer un poco más las técnicas más avanzadas de crioterapia que ahora mismo se ofrecen en clínicas de recuperación:

Sumergirse en un tanque frío: Las lesiones que se producen de manera más frecuente suelen ocupar las extremidades inferiores. Esta técnica es la que se utiliza sobre todo para el tratamiento de este tipo de lesiones.  Se  hunde la parte del cuerpo que contiene la lesión y que  se quiere rehabilitar en un tanque de agua fría a temperaturas que oscilan entre los 1 y los 12 grados centígrados.

Se produce un efecto inmediato analgésico y anestésico que produce una sensación de bienestar estupenda.

Las sesiones en esta técnica son como máximo de una duración de 3 minutos. Pudiéndose extender a más minutos si el deportista ha recibido muchas más veces este tipo de tratamiento y está acostumbrado a soportar agua fría en la zona de la lesión.

Criosaunas: Las criosaunas son un método aún más avanzado de crioterapia, ya que en este caso lo que se utiliza es el nitrógeno congelado. El nitrógeno está entre los -100 y -200 grados centígrados y la aplicación es similar a la anterior. Se sumerge el cuerpo o la parte del cuerpo lesionada en una cabina y no se debe de permanecer más de 2 o 3 minutos.

Estas dos técnicas son las que son utilizadas por grandes deportistas de élite para recuperarse inmediatamente de lesiones y para mejorar su rendimiento y ni que decir tiene que son de un coste elevado.

Si no dispones de un gran nivel económico como para poder hacer uso de estas cabinas siempre puedes recurrir a los métodos clásicos como aplicar hielo sobre la zona afectada sin que este entre en contacto directo con la piel, siempre usando un paño de por medio o a los geles y cremas fríos que se venden en farmacias con este mismo fin.