Blog de natación creado por el equipo de NatacionCS y sus atletas para los apasionados a la natación.

Categorías


Blog de natación

/ 1

Sin categoría

Aprender a nadar en aguas abiertas: cómo empezar

23rd Jun '16

Nadar en aguas abiertas, como te contamos recientemente, no es sencillo y requiere confianza. práctica y buenas técnicas. Por ello, hoy publicamos este post para enseñarte cuál es la mejor manera de empezar. Los escenarios principales para poner en práctica esta modalidad son el mar, un lago, ríos o embalses.

Si estás acostumbrado a nadar en piscina, al nadar en aguas abiertas deberás acostumbrarte al oleaje, las corrientes, diferentes densidades o temperaturas cambiantes que en general, generan un clima más cambiante y difícil para nadar.

En tu entrenamiento en piscina para prepararte para las aguas abiertas debes intentar orientarte y afinar la sensibilidad hasta poder sentirse cómodo en el nuevo contexto.

Claves para aprender a nadar en aguas abiertas

  1. Practica el nadar con los ojos cerrados: Puedes comenzar con cuatro o seis brazadas, hasta completar el largo de la piscina. Debes aprender a orientarte y a trazar una línea recta. 
  2. Intenta manejarte en los diferentes estilos de nado y cambiar de uno a otro: Especialmente pasar de nadar de espaldas a otro estilo te ayudará a ser más versátil y veloz.
  3. Saca la cabeza hacia fuera: Debes mirar al frente para poder ubicarte constantemente cuando vayas a nadar en aguas abiertas. Aprovecha el cambio de respiración para mirar hacia delante y ubicar un punto fijo.
  4. Intenta que tus salidas sean con velocidad: Reaccionar rápidamente es un buen ejercicio.
  5. Aprovecha la velocidad de las olas cuando entres en el mar: En lugar de luchar por romper las olas, permite que te eleven y te desciendan, sintonizándote con su ritmo.
  6. Planifica la hora y tu ruta al nadar en aguas abiertas, ya que un sol excesivo te obligará a unas gafas de aguas abiertas buceo más oscuras. 
  7. Al nadar, busca referencias para ubicarte bien: Además de las boyas, puedes fijarte en otro tipo de elementos.
  8. Si te colocas detrás de un nadador, este romperá la lámina de agua y reducirá entre un 5% y 10% tu resistencia al avance en el agua. Y si te colocas en la parte lateral hacia donde se dirige la ola, la persona de adelante soportará parte de la fuerza de la ola y llegará a ti con menos fuerza.
  9. Evita las rozaduras en la medida de lo posible, utilizando un lubricante tipo, en las zonas de mayor roce al nadar o de mayor contacto, en el caso que vayas a utilizar traje de neopreno o wetsuit. Las partes más propensas a este tipo de molestias son: cuello, axilas, parte interna de los muslos y los bordes del traje de baño.
  10. Debes aprender a respirar hacia los dos lados y adelante, aunque en aguas abiertas sea más complicado. Intenta mirar un punto fijo para poder orientarte.