Blog de natación creado por el equipo de NatacionCS y sus atletas para los apasionados a la natación.

Categorías


Blog de natación

/ 1

Sin categoría

Cómo mejorar la respiración para nadar

31st Mar '16

Cuando practicas la natación, la respiración se convierte en una de las claves más importantes para no fatigarte en exceso, mejorar tu técnica de nado y aprovechar todo tu potencial. Habitualmente, nos encontramos con que la respiración se trata de un apartado técnico que cuesta y debe trabajarse para su mejora.

La respiración debe ser rítmica y relajada para evitar el cansancio y la fatiga y mejorar la mecánica de la brazada. En este post vamos a sintetizar todas las claves para que mejores este punto fundamental para nadar de la forma más cómoda y acertada posible:

  • La respiración comprende dos fases: inspiración y espiración. En términos de natación, la primera debe muy rápida para que no se altere la postura horizontal y tu equilibrio al practicar el nado. La modalidad de inspiración depende de la tipología de nado elegido. Si estás nadando a crol debes inspirar de manera lateral, y hacia delante si practicas cualquiera de los tres estilos restantes.

  • Si quieres que tu inspiración sea totalmente efectiva, debes haber expulsado profundamente la totalidad del aire en los pulmones. Por ello, el proceso de espiración debe ser más extenso en duración y más profundo que la inspiración. Además, la respiración debe estar coordinada con los movimientos de tus brazos y piernas. Así, te asegurarás la estabilidad en tu técnica de nado.

  • La opinión de los expertos en materia es que los nadadores -especialmente los profesionales-, deberían ser capaces de respirar de manera bilateral. Sin embargo, la preferencia suele ser de carácter individual. Lo más importante es que tu cabeza debe girar dentro de la ola creada por ella durante el impulso hacia delante mientras nadas. ¿El motivo? El espacio creado por dicha ola te ofrecerá mayor margen temporal de inspiración.

  • Si respiras de manera bilateral, una recomendación fundamental es inspirar cada tres brazadas. Es decir, mientras el brazo derecho se recupera, aprovecha el balanceo de tu cuerpo y comienza a girar el cuello hacia ese lado. Cuando este brazo sale del agua, gira la cabeza del todo para inspirar. Acto seguido, vuelve a girar tu cabeza hacia el centro y exhala cuando el brazo derecho termina la recuperación.

  • Te recomendamos mantener la cabeza sumergida y exhalar gradualmente durante un ciclo completo de brazada derecha e izquierda, y a continuación inspirar hacia la izquierda cuando comiences la recuperación.

  • La respiración más complicada es la del crol, puesto que este estilo obliga a girar la cabeza de izquierda a derecha de manera alternativa, afectando al equilibrio. Por este motivo, la toma de aire debe ser rápida y realizarse al final del empuje del brazo. Por otra parte, la cabeza debe volver a colocarse en la prolongación del cuerpo lo antes posible. No es hace falta sacar la cara del agua totalmente, sino que basta con acercar la boca a la superficie para poder inspirar.

  • En cuanto a los otros estilos, en braza la inspiración debe realizarse por la boca y ser breve para que la cabeza pueda recobrar su posición lo antes posible, espirando de manera simultánea por la boca y por la nariz cuando sumerges la cabeza. En mariposa, la respiración es larga y continua y se hace por la nariz y por la boca al mismo tiempo, con inspiración frontal, eficaz y rápida. En la modalidad de espalda es más sencillo controlar la respiración ya que no se necesita movimiento particular por parte de la cabeza y no desestabiliza el equilibrio del nado. Eso si, la fase de espiración debe ser igual de larga que la fase de inspiración y para no hiperventilar, es preferible que cada una dure dos movimientos de brazos.

Como has podido comprobar, controlar la respiración según la modalidad y técnica de nado es una estrategia fundamental para disfrutar más de este deporte con comodidad y solvencia.

Comentarios

  • Mary Tere
    Posted at 10:06 pm 13 mayo, 2016
    Mary Tere
    Responder Autor

    Nada en piscina cerrada las recomendaciones aquí dadas son excelentes la piscina está a 31 grados y se siente efectivamente un Confort al entrar al agua