Blog de natación creado por el equipo de NatacionCS y sus atletas para los apasionados a la natación.

Categorías


Blog de natación

/ 0

Sin categoría

¿Cómo escoger la medida perfecta de las gafas de natación?

31st Mar '16

Si eres un aficionado de la natación, sabrás que la elección de tus gafas para nadar es una parte imprescindible para contar con una buena equipación, ya que además del bañador, éstas constituyen el accesorio más importante para que tu experiencia en este deporte sea cómoda y adaptada a tus características físicas.

En este post encontrarás toda la información necesaria para que conozcas las claves en las que fijarte y conocer así la medida perfecta de tus propias gafas de natación:

En primer lugar, es importante destacar que el objetivo principal de las gafas de natación se trata de proteger tus ojos del cloro de la piscina, además de poder ver con claridad bajo el agua y nadar de una forma cómoda.

Por tanto, unas gafas de buena calidad y con una medida adaptada a tu cuerpo implican que el agua, y con ella, el cloro, no entren en la cavidad de las lentes dificultando tu visión o irritando tus ojos. Por otra parte, las gomas no deben estar apretadas y las gafas tampoco deben empañarse de forma constante. ¿Cómo conseguir todo esto? Presta atención a las siguientes claves:

  • Vamos a hablar de los materiales: el faldón -es decir, la parte que correspondería a la “montura” debe garantizar la estanqueidad de las gafas y el confort de tu uso. Puede ser de silicona líquida más caro por su gran flexibilidad y acople, de silicona normal -resistente y suave- o de TPR, de superficie ligeramente pegajosa.

  • Para una visión correcta ten en cuenta el cristal de la lente. Si prefieres ver con total nitidez, opta por el transparente, si vas a nadar en medio abierto apuesta por las ahumadas o en espejo y si prefieres aclimatarte a determinados tonos, escoge lentes de colores verde, azul, rosa, etc…

  • Escoge el puente de nariz adecuado. Puede ser fijo, con gafas de una sola pieza h con ajuste en la goma, de tipo regulable para diferentes tamaños o de tipo intercambiable. Según la forma de tu nariz debes hallar el que más se acomode a tu rostro para lograr una experiencia de natación perfecta.

  • Otro de los elementos fundamentales se trata de la cinta elástica, la cuál puede ser doble o simple y tener el ajuste en el lateral o en la parte trasera. Procura que no sea demasiado estrecha para que no resulte incómoda y compara tamaños del mismo modelo para encontrar la tuya.

  • Los lugares donde practicas la natación son importantes: si lo haces en piscina climatizada, son recomendables las gafas monobloque con cristal transparente -que no afectan a la calidad o nitidez de la visión-, mientras que si nadas en una piscina exterior o en el mar puedes apostar por unas gafas monobloque con cristal ahumado o en espejo, para porteferte de la luminosidad excesiva, especialmente si tienes los ojos sensibles. Los elásticos dobles son aconsejables para reforzar el tema de la seguridad.

  • El último truco se trata de la prueba de la ventosa, que seguramente ya hayas puesto en práctica sin saberlo. Para ello, pruébate tus gafas de natación sin el elástico. Si éstas se mantienen durante tres segundos, ajustándose a la perfección a la forma de tu rostro, ¡voilà! Son perfectas para ti.

Por tu experiencia, ¿cuáles son las gafas de natación perfectas para tus necesidades?