Blog de natación creado por el equipo de NatacionCS y sus atletas para los apasionados a la natación.

Categorías


Blog de natación

/ 0

Sin categoría

Volver a la rutina de entrenamiento después de vacaciones

24th Ago '17

Las vacaciones están llegando a su fin y es hora de pensar que tenemos que retomar la rutina de nuestros entrenamientos de natación si nos hemos tomado un descanso de días, semanas e incluso meses.

Para poder retomar los entrenamientos de manera segura, sobre todo si hemos estado mucho tiempo sin practicar natación, tenemos que atender a una serie de circunstancias antes de comenzar con nuestra rutina habitual.

Conocer nuestro estado físico

Es probable que si ha pasado mucho tiempo desde nuestro último entrenamiento de natación nos encontremos en peor forma física que cuando teníamos nuestra rutina, por ello antes de comenzar con los entrenamientos debemos hacer una valoración inicial de cómo nos encontramos físicamente. Para hacerlo debemos tener en cuenta  estas cuestiones:

  • Si han pasado más de 3 semanas desde que dejaste de entrenar, tu capacidad aeróbica puede haya bajado entre un 5 y un 10%.
  • Han de haber transcurrido 2 meses sin entrenar para que hayas perdido completamente toda tu forma por lo que si no es así no te preocupes, no tienes que empezar desde 0.
  • Dos de las cualidades que más se tarda en perder son la fuerza y la resistencia.
  • Nuestro cuerpo tiene memoria muscular, esto quiere decir que podemos recuperar rápidamente la musculatura que teníamos cuando estábamos en la mejor de nuestras formas aunque hayan pasado meses sin entrenar.

Hay que tener en cuenta las individualidades de cada persona, algunas personas tardan más tiempo en volver a coger tono y otras tardan menos. Si te conoces bien sabrás más o menos en qué estado físico te encuentras y cuanto vas a tardar en recuperarte tras el parón de las vacaciones. Puede que haya personas que no necesiten comenzar desde 0 en los entrenamientos y otras que debido al poco tiempo que llevaban entrenando piensen que es mejor comenzar desde el principio para ir cogiendo el ritmo poco a poco.

Consejos para volver a los entrenamientos

Para volver a entrenar después de un tiempo de inactividad y de descanso es importante atender a una serie de consejos que nos ayudaran a retomar la rutina diaria de entrenamiento de natación:

  • Empieza poco a poco. Es posible que antes de tomarte el periodo de descanso pudieras nadar a gran intensidad o hicieras unos entrenamientos muy largos. Para comenzar puedes nadar a intensidad baja o moderada para no forzar mucho tu cuerpo o también puedes ejecutar un entrenamiento más corto que el que antes hacías.
  • Es muy importante tener en cuenta que debes hacer un buen calentamiento antes de meterte en la piscina, esto ayudará a tus músculos y articulaciones y evitará posibles lesiones y sobrecargas.
  • Ten paciencia, necesitas saber cuál es tu límite, no fuerces tu cuerpo hasta extremos que pueden ser perjudiciales y pueden retrasar aún más tu puesta a punto de nuevo. Las ganas de volver a entrenar te invaden pero si no tienes cuidado puedes sufrir lesiones.
  • Poco a poco irás notando que vuelves a tener la capacidad física de siempre, es por esto que debes disfrutar del periodo de adaptación a los entrenamientos y ser positivo ya que te volverás a poner en forma antes de lo que imaginas.

¿Qué pasa si nos cuesta volver a la piscina más de lo que esperábamos?

Es normal que tras un periodo sin hacer ejercicio nos encontremos desganados, sin fuerzas, cansados o incluso desmotivados. Para hacer más llevadera la vuelta a la rutina podemos comenzar marcándonos un horario para entrenar, no es lo mismo entrenar en los ratos libres que si te lo propones como norma y cumples un horario. Para motivarnos podemos dejarnos la mochila con los accesorios para la piscina y el bañador preparada la noche anterior. También podremos pedir a un compañero que nos acompañe y entrenar con él. Si el entrenamiento se te hace demasiado duro puedes dividirlo en periodos de tiempo y hacer descansos intermedios, en cada franja de ejercicio practica una modalidad distinta para no aburrirte haciendo largos sin más. Puede que te sientas peor que cuando estabas acostumbrado a nadar diariamente pero es totalmente lógico ya que el cuerpo necesita un periodo de adaptación, pero no te preocupes, el ejercicio físico es bueno y hagas mucho o hagas poco siempre será beneficioso para tu salud.