Blog de natación creado por el equipo de NatacionCS y sus atletas para los apasionados a la natación.

Categorías


Blog de natación

/ 0

Sin categoría

Cómo hacer un viraje en natación

24th Ene '18

El viraje o volteo es uno de los puntos fundamentales de la natación, tanto en aprendizaje inicial como en alta competición, puesto que permite continuar el nado de forma ininterrumpida y eficaz.

Inicialmente, puede parecer difícil o costoso, pero poco a poco se descubre la eficacia e importancia del mismo, tanto para la continuidad del nado como para el mantenimiento de la velocidad y técnica.

El reglamento técnico de natación marcado por la FINA (Federación Internacional de Natación) solo establece dos aspectos claves de obligado cumplimiento en el viraje de crol:

  • El nadador debe tocar la pared con cualquier parte del cuerpo.
  • El nadador podrá permanecer completamente sumergido en una distancia de no más de 15 metros después de cada viraje. En este punto la cabeza debe haber roto la superficie.

Por ello, se ha demostrado la importancia de realizar un volteo de forma sistemática en el que se cambie el sentido de nado, estableciendo varias fases en su ejecución:

Aproximación:

  • A 2 o 3 metros de la pared comienza la tracción
  • Posición ventral
  • Visión de la pared

Giro

  • Los pies pasan ligeramente a la derecha de la línea media del cuerpo
  • Giro en eje transversal y longitudinal

Impulso

  • Impulso potente en el plano horizontal

Deslizamiento

  • Utilizar las manos para regular la profundidad
  • Elevar la cabeza para buscar la superficie
  • Uso de patadas de mariposa

Además, os dejamos algunos consejos clave para cada una de las fases:

Consejos para hacer el viraje en natación

Aproximación:

  • No se debe disminuir la velocidad de nado
  • Hay que calcular la distancia correcta hasta la pared
  • Pegar los brazos al cuerpo antes de iniciar el giro

Giro:

  • Pegar la barbilla al pecho
  • Hacer una patada de mariposa para impulsarse
  • Realizar el movimiento lo más rápido posible
  • Los brazos y las manos hacen de estabilizadores

Toque:

  • Los pies a la altura de los hombros y manos por delante de la cabeza.

Impulso:

  • Rodillas dobladas para facilitar el impulso (ángulo ni demasiado abierto ni cerrado)
  • Los pies deben situarse a una profundidad adecuada para impulsarse
  • Tren superior alineado y estirado

Deslizamiento:

Cuerpo muy estirado para evitar resistencia

Como hemos visto, el viraje no se limita únicamente al momento de giro, sino que implica muchos más detalles, como la entrada al viraje, la velocidad que llevamos, el impulso en la pared, los ángulos, etc. Como todo, debe ser trabajado y repetido asiduamente para mejorar y detectar errores.