Blog de natación creado por el equipo de NatacionCS y sus atletas para los apasionados a la natación.

Categorías


Blog de natación

/ 0

Sin categoría

5 Trucos para que las gafas de natación no se empañen

11th Abr '19

En el post de hoy vamos a ver algunos trucos efectivos para evitar que las gafas se empañen al nadar.

Seguramente algunos ya los conocéis y otros quizás no. Por supuesto, estamos abiertos a vuestras sugerencias y si conocéis algún truco efectivo para evitar que las gafas de natación se empañen, lo compartáis con nosotros. ¡Empezamos!


El vaho acumulado en nuestras gafas es algo realmente molesto, pues hace que tengamos que estar parando continuamente nuestro entrenamiento para limpiar las lentes.

En la piscina, al menos, las líneas del fondo pueden servir como orientación, no obstante, en aguas abiertas es todavía peor.

Si, existen gafas anti-vaho que son increíbles y que funcionan muy bien, pero la mala noticia es que la película protectora que traen de fabrica se suele deteriorar y desgastar muy rápido, sobre todo con el contacto con el cloro o con jabones con pH no neutro.

La forma de que esa película protectora anti-vaho de las gafas dure, es no mojando nunca las gafas (por el interior), o solo con agua del grifo de vez en cuando pero esto es algo imposible. La cuestión es que, si las gafas se mojan con agua del cloro, la película durará unos pocos entrenamientos.

Además, si a ello le sumamos, los micro arañazos que se generan al limpiar las lentes con la toalla o con los dedos también disminuyen la efectividad de la protección anti-vaho.

Hoy compartimos 5 formas de evitar que se te empañen las gafas de natación

Cómo evitar que se empañen las gafas de natación

La saliva

El primero, es algo desagradable, pero puede ser bastante efectivo y práctico ya que podemos hacerlo al instante. Seguramente es el truco que ya conoces si eres nadador, pues aunque resulte algo repulsivo funciona bien.

El vaho, que es lo que provoca que las gafas se empañen, son diminutas gotas de agua. La variación de temperatura entre la lente y el agua condensada de su interior es el principal motivo de que aparezcan.
La saliva, crea una película muy fina que evita que las gotitas de agua se adhieran a la lente de las gafas.

Casi todos los nadadores utilizan su propia saliva para crear esa fina película protectora. Sólo hay que mojar el interior de la lente y después aclarar un poco con agua.

Este truco va a funcionar mejor si le agregamos la saliva cuando están secas. Es muy útil cuando no tenemos a manos otros productos y se puede hacer en cualquier momento del entrenamiento y mantener la visión limpia siempre.

El lavavajillas

Un truco bastante efectivo, y que muchos nadadores es agregar jabón de lavavajillas.

Bastan con aplicar dos pequeñas gotas del lavavajillas común que usas para fregar los platos, mezcladas con un poco de agua, y frotar de forma suave las lentes. Hay que agregárselo por delante y detrás con las yemas de los dedos (no uñas), después aclaramos con agua fría y listo.

Eso sí, debes de enjuagarlas bien para que no te caiga jabón en los ojos. En cada sesión, repetir operación.

La patata

Otro truco muy efectivo, es usar una patata. Se trata de un truco bastante antiguo, usado también por los buceadores.

Con las gafas limpiar y enjuagadas, restregamos de forma suave un trozo de patata cruda, por el cristal interior y la dejamos secar. Después enjuagamos y nuestras gafas estarán listas para aguantar sin vaho durante un largo periodo de tiempo. Incluso el efecto del almidón dura 2-3 sesiones, algo similar a la saliva.

Las toallitas húmedas

Otro truco para evitar que aparezca vaho en las gafas, es limpiar las lentes con toallas húmedas.

No es necesario ni que enjuagar las gafas después de limpiarlas y se quedan quedan seca, limpias y como nuevas. Tienes que limpiarlas justo antes de introducirte en el agua, frotando por el interior y por el exterior, y listo.

Spays antivaho

Por último, el menos económico, pero posiblemente el más efectivo es comprar un spray antivaho para gafas. Son productos especiales que, aplicados sobre la lente, generan una película que evita la aparición de vaho.

El problema es que debes de rociar las gafas con el spray varias veces limpiar las gafas con agua del grifo a diario. Por unos diez euros puedes hacerte con un spray antivaho.